Más información sobre los formatos de archivo

La selección de un formato de archivo predeterminado puede afectar a cómo se usa Microsoft Office y a cómo se comparten archivos con usuarios de otras aplicaciones de productividad. Inicialmente, los formatos de archivo se desarrollaron con el objetivo de dar soporte a las características y el comportamiento de las aplicaciones. Por ejemplo, en un principio, el formato OpenDocument (ODF) se desarrolló con el objetivo de dar soporte a las características y el comportamiento de conjuntos de aplicaciones de productividad basados en OpenOffice, y OpenXML se desarrolló inicialmente con el objetivo de dar soporte a las características y el comportamiento de Microsoft Office.

Microsoft Office es ahora compatible con ODF y ofrece a los usuarios de Microsoft Office la oportunidad de guardar sus archivos de Office en ODF. No obstante, las características de Microsoft Office y las de OpenOffice no son exactamente iguales o no están implementadas del mismo modo y, por ello, los usuarios que usen características no compatibles (vea los vínculos de diferencias de abajo) y guarden archivos de Office en ODF podrían experimentar cambios en la forma de trabajar con el archivo e incluso a veces sufrir una pérdida de contenido.

Más información general sobre ODF

Más información sobre las diferencias entre los formatos de archivo

Ampliar sus conocimientos
Explorar los cursos
Obtener nuevas características primero
Únase a los participantes de Office Insider

¿Le ha sido útil esta información?

¡Gracias por sus comentarios!

Gracias por sus comentarios. Quizá le interese ponerse en contacto con uno de nuestros agentes de soporte de Office.

×